Madre quema a su hija viva por casarse

Madre quema a su hija viva por casarse

Zeenat Rafiq se fugó con su novio para casarse clandestinamente, una semana después al regresar a su casa su madre le prende fuego como castigo.

Madre quema a su hija viva por casarse

La adolescente de 17 años de edad, escapó en contra de la voluntad de su familia. Sus parientes le insistieron que regresara, con la excusa de organizar una boda apropiada. "No quiero ir, me van a matar", su marido Hassan Khan recordó lo que ella decía, de acuerdo con la Associated Press.

Un tío finalmente la convenció, y Zeenat regresó el miércoles pasado a la casa de sus padres, ese mismo día fue quemada viva por su madre. Según versiones de la Policía, la mujer paquistaní, amarró a su hija de la cama y vertió querosene sobre ella antes de prender fuego. El cuerpo de Zeenat estaba carbonizado cuando la policía lo encontró, reseñó AP.

Mostraba señales de golpes y estrangulamiento, dijo el agente Ibadat Nisar. La madre al ser interrogada, confesó haber matado a su hija con ayuda de Ahmar, otro de sus hijos, que se encuentra a disposición de la policía, informó CNN. Según el oficial Sheikh Hammad la mamá en su confesión dijo: "Yo no tengo nada que lamentar".

Para los Musulmanes, el sexo extramatrimonial y las uniones con disparidad de culto, son una afrenta al honor de la comunidad y los castigos para ello, son severos. Este caso, hace parte de los llamados “crímenes de honor”, práctica que mata a cientos de niñas cada año en Pakistán según The Guardian.

Este tipo de crímenes son difíciles de procesar legalmente en ese país, puesto que existe una laguna en la ley islámica que permite a los que cometen estos delitos ir libres. Además, la familia de la víctima puede perdonar al agresor y de esa manera los jueces retiran los cargos.

 

Fotografía tomada de AP

 

Noticias relacionadas

Esta chica NO HABLÓ ni TOCÓ a nadie por 10 días. Los resultados no son lo que crees

Esta chica NO HABLÓ ni TOCÓ a nadie por 10 días. Los resultados no son lo que crees

Esta chica NO HABLÓ ni TOCÓ a nadie por 10 días. Los resultados no son lo que crees