La vida digital, una vida peligrosa

La vida digital, una vida peligrosa

El Internet se ha convertido en un fenómeno que ha transformado la vida social para bien, pero también tiene sus puntos oscuros.

La vida digital, una vida peligrosa

Desde hace algún tiempo vienen circulando en la red una serie de artículos que hablan acerca del comportamiento de los usuarios en las comunidades virtuales, como por ejemplo, el publicado por la Centre Can Rosello, el cual advierte sobre el posible narcisismo de las personas que publican selfies, en sus redes sociales.

Nos encontramos en plena transición hacia una generación nativa digital, y el panorama que muestran estas investigaciones no es nada alentador. La forma en que se construyen las vidas en internet hace alusión a una serie de patologías mentales, que por cierto, es uno de los campos de la salud con más dificultades en Colombia.

Algunas plataformas digitales fueron creadas con fines políticos y como medios de comunicación masiva. Hoy, se han convertido en una nueva forma de habitar el mundo,una extensión de la vida real, y presumir cada aspecto de la cotidianidad es una moda que toma cada vez más fuerza, dejando al descubierto problemas de ansiedad, baja autoestima, necesidad de reafirmación y deseo intenso de llenar vacíos emocionales.

En un recorrido rápido por el mundo virtual, se pueden leer personas que escogen momentos precisos considerados como interesantes para el imaginario cultural de cada clase social, lo que permite encontrar mujeres mostrando su mejor atributo físico o intelectual, personas compartiendo logros o inquietando a todos con los altibajos de sus relaciones sentimentales. Así, la línea de lo privado y lo público se ha cruzado sin ningun reparo.

A riesgo de ser una romántica del ayer, espero por el bien de esta nueva generación que todos estas concepciones acerca del uso de la internet sea solo porque estamos en una transición, quiero pensar que los nativos digitales le darán un uso más eficiente y menos perjudicial para la salud mental propia y colectiva a estas herramientas virtuales, lo cual frenaría entre otras cosas el fenómeno de los delitos cibernéticos, como por ejemplo, el ciberbullying que ya le ha costado la vida a varios jóvenes y adolescentes en el mundo.

 

Fotografia tomada de Pixabay

Noticias relacionadas

Una atea moribunda contó la conmovedora historia de cómo fue condenada por su hermana religiosa

Una atea moribunda contó la conmovedora historia de cómo fue condenada por su hermana religiosa

Una atea moribunda contó la conmovedora historia de cómo fue condenada por su hermana religiosa