¡No creerás lo fácil y barato que puede ser tener una deliciosa cama portátil!

¡No creerás lo fácil y barato que puede ser tener una deliciosa cama portátil!

Todos hemos estado en esa situación, al menos todos a los que nos guste viajar y que recibamos visitas: acabamos de llegar a una casa o llegaron visitas a la nuestra y no hay lugar donde dormir. Y los colchones inflables son caros, y las camas portátiles caras y poco prácticas. Si tenemos suerte, nos tocará dormir en el piso.

Mejor, hacer la cama nosotros mismos, y no necesitamos nada más que un par de fundas y almohadas para tener una maravillosa cama portátil.

Paso 1: Consigue fundas de almohada. Pueden ser 3 o 4, no importa el diseño.

¡No creerás lo fácil y barato que puede ser tener una deliciosa cama portátil!

Paso 2: Cose las fundas una junto a la otra y que tengas las aperturas del mismo lado.

¡No creerás lo fácil y barato que puede ser tener una deliciosa cama portátil!

Paso 3: Consigue el mismo número de almohadas, intenta que estén cómodas.

¡No creerás lo fácil y barato que puede ser tener una deliciosa cama portátil!

Paso 4: Mete las almohadas a las fundas y ¡voilà!

¡No creerás lo fácil y barato que puede ser tener una deliciosa cama portátil!

Tienes una cama perfecta para cualquier ocasión.

Además, siempre puedes agregar más fundas para hacerla más larga y además cuando la quieras lavar, solamente quita las almohadas y a la lavadora.

¡No creerás lo fácil y barato que puede ser tener una deliciosa cama portátil!

Noticias relacionadas

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...