Cuando la caballerosidad no es excitante

Cuando la caballerosidad no es excitante

Contrario a lo que muchos piensan, la caballerosidad todavía le gusta a muchas mujeres.

Cuando la caballerosidad no es excitante

Que te aparten la silla para sentarte, que salgan corriendo del auto para abrir tu puerta, que te cedan el puesto y otros actos de fina coquetería pueden atraer la atención de muchas integrantes del género femenino.

Aún en estos tiempos en que la que las chicas gozan de tanta independencia física y emocional hay un aspecto en particular en el que es imperdonable la falta de caballerosidad, los piropos en la calle como en la cama, tienen que ser precisos, inteligentes y acordes con el momento.

La escritora chilena, Isabel Allende, afirmó que “las mujeres tienen el punto G en el oído, el que busque más abajo está perdiendo el tiempo”. Pero, por otro lado, existen varias campañas que promueven la no violencia verbal en contra de la mujer, y han denominado por ejemplo al piropo, como acoso callejero. Este panorama obliga a los hombres a detectar a quien le gusta y a quien no que le hablen sucio, y las palabras exactas que debe utilizar. Además, es importante también que ellos sepan cuando las mujeres no quieren ser tratadas con tanta delicadeza y es preciso algo mucho más rudo en el vocabulario. Este es el gran reto para los caballeros.

Según la Revista Cromos, “Ser cochino tiene su ciencia. No se puede caer en el lugar común ni en la grosería descarnada. La cochinada perfecta se suelta una y solo una vez, es irrepetible, como una flor que se arranca y se entrega. Y debe ocurrir frente a unos pocos que entiendan el gesto de sucio galanteo”.

Fotografía tomada de Pixabay

Noticias relacionadas

¡Increible! Enrique Iglesias tomó una foto de sus partes íntimas con el celular de una fanática

¡Increible! Enrique Iglesias tomó una foto de sus partes íntimas con el celular de una fanática

¡Increible! Enrique Iglesias tomó una foto de sus partes íntimas con el celular de una fanática