El peligro de la nueva película de Disney

El peligro de la nueva película de Disney

Buscando a Dory dispara la caza de especies salvajes en los océanos, poniendo en peligro la vida de las mismas y generando su posible extinción.

El peligro de la nueva película de Disney

Sin duda alguna el estreno de la más reciente producción de Pixar, Buscando a Dory, es todo un éxito. Pero el panorama no parece tan alentador para la vida marina y los peces reales, que son representados en la película. Desde el 2003, año en que se estrenó Buscando a Nemo, el pez payaso (Nemo) protagonizó el negocio de compra y venta de especies marinas para la decoración de acuarios.

Carmen da Silva, investigadora de la Universidad de Queensland (Australia), es miembro del proyecto Saving Nemo Conservation Fund. “Lo último que necesitan es que los arranquen de su hogar natural", afirmó la bióloga marina en un artículo publicado por El Espectador, refiriéndose a los ejemplares del océano. La intención del trabajo que coordina da Silva, consiste en detener la caza de peces salvajes a través del abastecimiento de tiendas con animales de criaderos, protegiendo así a los que están en su hábitat natural.

Ahora el peligro es el pez cirujano (Dory), quien ha enamorado tanto al público, que hoy significa preocupación para los científicos. El artículo de El espectador afirma que “entre 1997 y 2002, antes del estreno de la primera película, ya se habían capturado 74.557 individuos. Ahora se calcula que cada año son atrapados unos 400.000 peces cirujano regal”.

Actualmente se trata de difundir un mensaje invitando a las personas a dejar a los peces en los arrecifes de coral y las anémonas, lugar al que pertenecen y en el que deben estar.

Captura de pantalla tomada de " rel="nofollow" itemprop="url">Youtube.

Noticias relacionadas

Mujer sorda escuchó por primera vez la voz de su esposo

Mujer sorda escuchó por primera vez la voz de su esposo

Mujer sorda escuchó por primera vez la voz de su esposo