Regulan a Kinder sorpresa

Regulan a Kinder sorpresa

Debido a los altos índices de obesidad de la población, Chile ha decidido implementar una ley que busca regular la comercialización de este icónico producto infantil, entre otros alimentos poco saludables.

Regulan a Kinder sorpresa

Kinder sorpresa acostumbra a tener algún juguete para captar la atención de los niños

Foto vía kinder.es

La ley empezará a regir el mes entrante. AFP, más del 60% de la población adulta chilena tiene sobrepeso. Mientras que un tercio de los menores de seis años padece obesidad.

Conforme a declaraciones del presidente del Colegio de Nutricionistas de Chile, Samuel Durán, "tenemos una sociedad muy enferma, y era necesario tener políticas públicas fuertes", pues se estima que cerca de 8 mil productos deberán cambiar su presentación.

Además, la normativa prohíbe la venta de estos alimentos en los colegios y la entrega de juguetes, por ende, Kinder sorpresa o la Cajita feliz de McDonald's tendrán que replantear su modelo, es decir, no pueden comercializar los productos con algún gancho que llame la atención de los niños.

Como bien reseña el periódico El Espectador, Chile, es uno de los mayores consumidores de bebidas azucaradas, helados y harinas a nivel latinoamericano. Por eso

El precursor de esta iniciativa es el senador Guido Girardi, quien argumenta la necesidad de propuestas de esta índole para garantizar un mejor futuro a los niños.

"Es muy distinto consumir algo a sabiendas de los responsables, a consumir algo engañado, pensando en que estás consumiendo un alimento sano y les estas dando un alimento sano a tus hijos", justifica el senador.

Sumado a lo anterior,

 

Foto vía kinder.es

Noticias relacionadas

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí