¡No creerás lo que sucede cuando le hacen a esta monja una propuesta muy indecorosa!

¡No creerás lo que sucede cuando le hacen a esta monja una propuesta muy indecorosa!

Hay una infinidad de historias que suceden en los taxis.

Una noche, una monja se subió a un taxi y durante el camino se dio cuenta que el conductor no le quitaba la vista de encima. Ella, sintiéndose insegura le cuestionó sobre esto a lo que el taxista en primer lugar se disculpó y le pidió permiso para hacerle una pregunta que la podría ofender.

La monja muy pacíficamente respondió: “No hay algo que me pueda ofender hijo. He visto y escuchado demasiadas cosas. Así que pregunta sin cuidado”. El taxista apenadamente le contó una fantasía que había tenido desde siempre: la de besar a una monja.

Ella respondió que podía cumplir eso pero bajo dos condiciones: que fuera soltero y que fuera católico. El taxista gritó inmediatamente que así lo era.

“Perfecto, entonces diríjase hacia algún callejón donde no nos vea nadie”.

¡No creerás lo que sucede cuando le hacen a esta monja una propuesta muy indecorosa!

Fue así que el taxista vio su fantasía cumplida y se besaron por unos momentos muy apasionados e intensos.

Cuando regresaron al camino el taxista comenzó a llorar frente a la confusión de la monja. “Perdóneme, pero debo confesarme. La verdad es que estoy casado y con hijos y además soy judío”. La monja, de nuevo pacíficamente y con toda la calma del mundo le contestó: “No te preocupes. La verdad es que me llamo Julio y voy a una fiesta de disfraces”.

Noticias relacionadas

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...