Campesino cuidó a un cachorro de puma

Campesino cuidó a un cachorro de puma

En buen estado de salud, se encuentra el cachorro de puma recuperado en el municipio de Puerto Nare en el Magdalena Medio.

Campesino cuidó a un cachorro de puma

Gracias a un campesino de la zona, que lo llevó a la oficina de la Umata (Unidades Municipales de Asistencia Técnica), el cachorro (Puma concolor) pudo ser valorado por el grupo de fauna de Corantioquia (Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia).

Luego de más de siete días de asistirlo por cuenta propia, el hombre acercó al animal el pasado 28 de junio a las autoridades pertinentes, asegurando que lo había encontrado en las zonas cercanas a su finca.

El felino fue examinado por una médica veterinaria y una bióloga, las cuales determinaron que se trataba de una hembra de aproximadamente cinco meses de edad. Afirmaron además que aunque contaba con buena salud, se le notaba algo inquieta y alterada por el largo tiempo que llevaba por fuera de su hábitat natural.

Campesino cuidó a un cachorro de puma

Por intermedio de Cornare (Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare), el mamífero será trasladado al Parque Temático Hacienda Nápoles, para reintegrarlo de a poco a su entorno. La idea es que el cachorro recupere su capacidad para identificar presas naturales, modificada por el trato del ser humano.

LEER TAMBIÉN:

En un comunicado oficial, Corantioquia hizo “un llamado para que cuando se encuentre crías de animales silvestres, no los manipule, debido a que una cría sola no significa abandono por parte de los padres. Según reportes especializados hay especies de mamíferos que pueden dejar a sus neonatos hasta tres días mientras buscan alimento o se aseguran que a la zona donde incursionarán no presenta peligro”.

Foto cortesía Prensa

Noticias relacionadas

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense