Los hipopótamos fugitivos de la Hacienda Nápoles, son un peligro inminente

Los hipopótamos fugitivos de la Hacienda Nápoles, son un peligro inminente

Alrededor de 35 de estos animales conviven en el parque temático, no obstante, por las noches salen de la zona y llegan a Doradal, donde podrían causar daños a bienes y personas.

Los hipopótamos fugitivos de la Hacienda Nápoles, son un peligro inminente

Foto vía haciendanapoles.com

Conforme a la información publicada por AFP, es común ver a los hipopótamos en las afueras de las casas o en campos abiertos, luego de salir de la Hacienda Nápoles, terreno expropiado por el Estado a Pablo Escobar y convertido en parque temático actualmente.

El peligro siempre está latente, ya que pueden reaccionar agresivamente si tienen hambre o son molestados por la comunidad. Además "presentan un riesgo para la biodiversidad, desplazando la fauna nativa como el manatí, que ya está en peligro de extinción, o la nutria, porque ocupan el mismo espacio", así lo señala David Echeverri, biólogo de una corporación regional de protección ambiental, llamada Cornare.

Asimismo, son portadores de enfermedades que pueden ser fatales para el ganado. Sumado a esto, contaminan los ríos porque defecan en el agua, afectando la pesca.

La solución para Echeverri consiste en "la esterilización para controlar la población", sin embargo, es una sólida complicada porque no se diferencia el macho de la hembra y la manipulación de ellos no estan fácil. "Los testículos están dentro, así que hay que tumbarlos y palpar", comenta el experto.

Entre 1982 y 1984 llegaron cuatro hipopótamos de un zoológico de California, a acompañar a flamencos, jirafas, cebras, canguros y demás especies exóticas, adquiridas por el célebre narcotraficante antioqueño.

"Entran y salen. Pueden caminar de tres a cinco kilómetros en la noche, se van por la quebrada Doradal hasta el río Magdalena", cuenta el biólogo de Cornare, inclusive han aparecido en Puerto Berrío, municipio ubicado a uno 150 kilómetros de la Hacienda Nápoles.

LEER TAMBIÉN: Muere el último oso polar de Argentina

Una de las medidas que se ha venido adelantando, es la instalación de un cerco en el perímetro donde pasan la mayor parte del tiempo estos animales, el cual deberá estar listo en 18 meses, para evitar la fuga de los paquidermos, los cuales pueden medir hasta tres metros de largo y dos de alto.

Para los habitantes es común verlos en sitios ajenos a su zona natural, ya hacen parte del paisaje, y son queridos y protegidos por todos. Tanto así que en 2009, ocurrió una polémica por el asesinato de Pepe, un hipopótamo fugitivo, quien fue asesinado por un grupo improvisado de cazadores apoyados por soldados.

 

Foto vía haciendanapoles.com

Noticias relacionadas

Tengo una relación amorosa con mi papá, y estoy perdidamente enamorada de él

Tengo una relación amorosa con mi papá, y estoy perdidamente enamorada de él

Tengo una relación amorosa con mi papá, y estoy perdidamente enamorada de él