¡Su instinto le dice que grabe esa ola, en ese momento, y entonces ALGO salió del cielo!

¡Su instinto le dice que grabe esa ola, en ese momento, y entonces ALGO salió del cielo!

Pocas cosas son tan deslumbrantes y sobrecogedoras como la naturaleza cuando decide expresarse, digamos, con rudeza.

Efectivamente, los fenómenos naturales pueden recordarnos que somos unas hormigas pequeñas transitando en un mundo de gigantes que nunca miran lo que hay debajo de sus suelas.

Esto sucedió en Daytona Beach, Florida. Era un miércoles, como cualquier otro, y Clint Blevins había ido a la playa, donde tenía una cámara apuntando al lugar indicado, en el momento indicado:

Sólo espero que no haya habido algún desafortunado habitante del Atlántico en ese momento, porque hubiera sido el último de su vida.

Noticias relacionadas

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...