La mitad de las cárceles del país no tienen asistencia médica

La mitad de las cárceles del país no tienen asistencia médica

El 52% de los centros penitenciarios no cuentan con recursos para dar atención a los reclusos. El hacinamiento y las malas condiciones higiénicas promueven las enfermedades.

La mitad de las cárceles del país no tienen asistencia médica

Fotografía tomada de Al Día

El Gobierno parece no dar abasto con los requerimientos médicos por parte de las cárceles del país y cada vez el número de enfermos es mayor.  El Tiempo reveló los datos de un informe realizado por la Defensoría del Pueblo, en el que se evidenció que “hay 14 235 requerimientos médicos retrasados y 71 centros de reclusión (52 %) no tienen medicamentos para atender a los internos enfermos”.

A la problemática se suma el actual hacinamiento, pues la población es significativamente mayor, frente a la capacidad de los centros carcelarios. Condición que favorece la proliferación y propagación de infecciones o enfermedades. Las situaciones más preocupantes se presentan en Sincelejo y Bogotá, donde las personas que padecen VIH, llevan ocho meses sin recibir sus tratamientos.

El defensor delegado para la Política Criminal, José Manuel Díaz, dijo que “la situación es de alta gravedad si se tiene en cuenta que son enfermedades de alto riesgo”. De igual forma manifestó que se trata de una emergencia social, recalcando la necesidad de dotar a las cárceles con los recursos necesarios e imponer medidas de aseguramiento para quienes tienen las penas más bajas.

LEER TAMBIÉN: Motín en cárcel de Cali

Las condiciones en algunos centros penitenciarios no son las óptimas y por ello aumentan las enfermedades. En algunos lugares solo cuentan con un baño y pocas duchas, lo que conlleva a los reclusos a hacer sus necesidades en bolsas, que luego son acumuladas con desechos de comida.

Noticias relacionadas

Policía limpia las lágrimas de un anciano mendigo que lloraba en la calle y le da de comer

Policía limpia las lágrimas de un anciano mendigo que lloraba en la calle y le da de comer

Policía limpia las lágrimas de un anciano mendigo que lloraba en la calle y le da de comer