Decidió jugar con su pequeño cachorro. Y parece que a alguien no le gustan las barbas...

Decidió jugar con su pequeño cachorro. Y parece que a alguien no le gustan las barbas...

¡Vaya hermosura! Un hombre acostado en el piso juega y se divierte con un pequeñísimo cachorro Shih Tzu que haces de sus travesuras, mordiéndole las orejas, y saltando sobre su cara, aunque al animalito al parecer no le gusta la barba del señor.

Related news

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?
QUIVO.co