A él lo deprimía el desprecio de su jefe hasta que supo ESTO..

A él lo deprimía el desprecio de su jefe hasta que supo ESTO..

Asombrosa historia sobre falsas valoraciones, prejuicios y bondad, que hacen ver el mundo con ojos diferentes.

Todos los días, mi jefe llegaba a su mansión en un coche de lujo. Yo tenía que abrir ampliamente la puerta y darle la bienvenida. Trabajaba como custodio de su residencia. Pero él nunca respondía a mi saludo ni con gestos, ni con miradas. De ninguna forma.Una vez me pillo buscando restos de comida en un contenedor de basura. Como de costumbre, no hubo ninguna reacción, siguió, como si él no me hubiera visto.

A él lo deprimía el desprecio de su jefe hasta que supo ESTO..

Al día siguiente, exactamente en el mismo lugar me encontré una bolsa de papel. Estaba limpia, y en su interior yacía comida, bien envuelta y empaquetada. Todos los productos estaban frescos y en buen estado, como si se hubiesen comprado en el supermercado. Por supuesto, tomé la bolsa y estaba inmensamente feliz.

Desde entonces, todos los días, yo encontraba una bolsa con verduras frescas, que tenía todo lo que yo necesitaba. Esto se convertido casi en un ritual diario. Yo, mi esposa y niños, nos alimentábamos  mucho mejor ahora. Pero en mi cabeza había una pregunta: ¿Quién podría ser? ¿Quién es ese benefactor misterioso?

A él lo deprimía el desprecio de su jefe hasta que supo ESTO..

Entonces, un día al llegar al trabajo, supe que mi jefe había fallecido. En ese día, acudieron a la residencia muchas personas. Entonces, fue la primera vez que no encontré comida en el lugar de siempre. Pensé que uno de los llegados la había tomado, pero de la misma manera fue también el segundo, el tercer y el cuarto día.

Pasaban las semanas, y  no había ayuda, se me hacía difícil alimentar a mi familia. Finalmente me decidí a ir a la esposa de mi difunto jefe y pedir un aumento de sueldo. En caso contrario, hubiera renuciado.

Después de escucharme, ella apretó los labios: "Durante 2 años el salario que usted tenía, le era suficiente, y usted nunca dijo una palabra ¿Por qué ahora no le alcanza?" Yo intente dar alguna explicación que fuera comprensible, pero estaba claro que mis palabras no la convencerían.

A él lo deprimía el desprecio de su jefe hasta que supo ESTO..

Y entonces decidí contar la historia completa desde principio hasta el final, sobre el paquete, sobre la comida, y sobre cómo un día deje de encontrarla. Ella pregunto: "¿Cuando usted dice, que no encontró más las bolsas?"

"El día en que su marido murió", le respondí, y yo mismo tuve miedo de lo que dije. El sentido de las palabras me llego con toda claridad. ¡Entonces, el realmente era mi benefactor! El mismo hombre, que al parecer, no sabía sonreír a la gente que se encontraba en los niveles más bajos de la escala social.

De pronto, la mujer se puso a llorar, y yo estaba empezando a lamentar que le había pedido un aumento. Le pedí que se calmara y que no llorara, le dije que no sabía quién me estaba ayudando, y le asegure que sin ningún tipo de aumento me quedaría trabajando de custodio.

A él lo deprimía el desprecio de su jefe hasta que supo ESTO..

Pero ella me interrumpió: "No se preocupe, estoy llorando porque por fin he encontrado al séptimo hombre. Vera, yo sabía que cada día mi marido repartía siete bolsas de comestibles a siete personas diferentes. Seis ya las he encontrado, al caso le faltaba poco para resolverse... Ahora me enteré de usted".

Desde ese día empecé a recibir una bolsa de comida todos los días. Sólo que ahora no la encontraba cerca de la basura, el hijo de mi difunto jefe venia a mi casa y me la entregaba en las manos. Todas las veces que intente agradecerle, el muchacho nunca respondía. Al igual que su padre... Una vez no aguante y casi grité: "¡GRACIAS!" El chico se volvió y pidió que no me ofendiera si no le contestaba, que él, al igual que su padre, tenía problemas de audición congénita.

Noticias relacionadas

¿Has visto la graciosa forma de caminar de las embarazadas? Esta niña lo imita perfectamente

¿Has visto la graciosa forma de caminar de las embarazadas? Esta niña lo imita perfectamente

¿Has visto la graciosa forma de caminar de las embarazadas? Esta niña lo imita perfectamente