Cada vez que sus humanos le dicen que no quieren jugar con ella, ESTO es lo que hace...

Cada vez que sus humanos le dicen que no quieren jugar con ella, ESTO es lo que hace...

¡Si no juegas conmigo, vas a sufrir mis gemidos! El perro bóxer es muy juguetón, pero cuando sus dueños quieren descansar y no le prestan a él ninguna atención, el perro apoya su cabeza y comienza su concierto de gemidos, sin abrir su hocico.

Noticias relacionadas

El padre abandonó a su hija. Lo que ella le dijo a su madre debe convertirse en una lección para todos

El padre abandonó a su hija. Lo que ella le dijo a su madre debe convertirse en una lección para todos

El padre abandonó a su hija. Lo que ella le dijo a su madre debe convertirse en una lección para todos