Ataque en Niza: no hay evidencia de lealtad al Estado Islámico

Ataque en Niza: no hay evidencia de lealtad al Estado Islámico

De acuerdo al balance que se presentó el pasado lunes, no hay pruebas que apunten a que el ataque fuese obra del grupo terrorista. Sin embargo, todo indica que si fue un acto planeado.

Ataque en Niza: no hay evidencia de lealtad al Estado Islámico

Homenaje a las víctimas de Niza | Fotografía tomada de la web del Ministerio de Interior de Francia

El fiscal de París, François Molins, presentó el pasado lunes un balance general sobre el atentado del 14 de julio en Niza, indicando que hasta ahora continúan hospitalizadas 74 personas y el número de víctimas mortales permanece en 84.

Molins afirmó que a pesar de las declaraciones del grupo terrorista yihadista al atribuirse los atentados pasados, "en esta etapa no hay evidencia de lealtad al Estado Islámico", dado que nada prueba que ellos eligieron directamente al abatido Mohamed Lahouaiej Bouhlel para llevar a cabo la masacre.

LEER TAMBIÉN: Condenan a hombre que vendía objetos de víctimas de Niza

El fiscal explicó que la ambigüedad de la culpabilidad y autoría del hecho, está ligada a que "los testimonios indican unas distantes consideraciones religiosas individuales, tales como no practicar el Islam, comer carne de cerdo, beber alcohol, usar drogas y tener una vida sexual desenfrenada". Sin embargo, según declaraciones, el sospechoso si presentaba un interés por las corrientes yihadistas e inclusive había comenzado a dejarse la barba por "motivos religiosos".

Adicionalmente, François Molins afirmó que el ataque si fue premeditado, pues el hombre había pasado en dos ocasiones por el mismo lugar dos días antes de realizar el ataque. De igual forma, las autoridades lograron comprobar por mensajes de texto, que el sujeto había comprado el armamento con anterioridad.

Noticias relacionadas

Mujer sorda escuchó por primera vez la voz de su esposo

Mujer sorda escuchó por primera vez la voz de su esposo

Mujer sorda escuchó por primera vez la voz de su esposo