Mira lo que le trajo la lluvia torrencial a este conductor afortunado - ¡Agáchense!

Mira lo que le trajo la lluvia torrencial a este conductor afortunado - ¡Agáchense!

¿Cuántas veces has conducido bajo la lluvia? Es curioso, pero cuando la lluvia es demasiado fuerte yo encojo los hombros y despego la espalda del asiento, como si estuviera esperando a que pase algo…

Bueno, hasta que vi este video ahora entiendo por qué hago todo eso, y ahora sé qué es precisamente eso que estoy esperando que pase, o más bien dicho, esperando que caiga.

Y, no tengo la menor duda de que, tras verlo, tú también encogerás los hombros, te acercarás más al volante, y comenzarás a observar minuciosamente las alturas para poder esquivar el recuerdo de este video que estás a punto de ver:

“Está lloviendo fuerte” se queda corto; “¡Menudo aguacero!”, no termina de contarlo; “¡Qué granizada!”, ni siquiera está cerca… “¡Cuidado que llueven peñascos!”, es lo más acertado.

Related news

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?