6 Situaciones en las que mamá tenía la razón y no nos dimos cuenta... hasta ahora

6 Situaciones en las que mamá tenía la razón y no nos dimos cuenta... hasta ahora

¿Recuerdas que en la adolescencia le parecía que el mundo entero está en contra de usted y su madre no entendía nada de sus problemas?

Cada día, ella trataba de lograr su confianza, cortésmente le preguntaba cómo paso el día, ofreciéndole algunos sabios consejos, y todo lo que le ofrecías a ella en respuesta, era un agresivo: "¡Cállate, mamá! ¡Tú no entiendes nada!".

Y sólo en la edad adulta, nos damos cuenta de que mamá tenía razón. Ya que ella realmente lo sabía mejor. Estas son algunas verdades de nuestras madres, en respuesta a las cuales los niños vuelven los ojos y piensan: "¿Qué diablos ella sabe?"

6 Situaciones en las que mamá tenía la razón y no nos dimos cuenta... hasta ahora

1. Otros niños simplemente tienen envidia

Ésta es la cosa más estúpida que he oído en mi vida.

¿Por qué tienen que envidiar mi corte de pelo "a tazón", y que me parezco a un niño? ¡Mamá, tú no comprendes nada!

No vale la pena interpretar esto tan literalmente. Ellos, por supuesto, no envidiaban el peinado "a tazón", pero, ellos envidiaban esa tenacidad que yo tenía, para divertirme con éste corte de pelo. Obviamente, ellos no tenían similar tenacidad, a juzgar por sus burlas.

La mamá lo sabía y siempre estimulaba nuestro deseo de ser únicos, originales y fieles a nosotros mismos. Ella no creía fuertemente en el seguimiento de las tendencias y no se preocupaba demasiado en lo pensaban los "chicos duros".

Ahora entiendo: ser diferente y tener confianza en sí mismo, esto es lo que se envidia.

2. El amor llega, cuando menos lo esperas

¡Por supuesto! Tú lo dices, para hacerme sentir mejor, porque, obviamente, voy a morir en la soledad. Todo, lo que haces, me hace sentir estúpida y miserable. Voy a encerrarme en mi habitación y a escuchar mi música favorita en el reproductor, para desahogarse un poco.

Confieso, poco tiempo después, deje el intento de encontrar el amor y en lugar de eso, todo mi tiempo y energía, fueron utilizados para averiguar quién yo era y qué quería. Me he convertido en una persona más segura de sí misma, y un día, cuando menos lo esperaba, me encontré a un chico que se enamoró de mí por eso.

3. Si él quiere verte, él se verá contigo. Si él quiere hablar contigo, él hablará.

¡Qué, mamá! Tú claramente no tienes idea de cómo funciona el amor moderno.

No, mamá simplemente lo sabía, de qué jugar al juego es tonto, y si alguien se preocupa por ti, él no va a jugar con tu corazón.

4. No apresures el tiempo

¡Sí, quiero lo más rápido posible terminar la escuela, para olvidar esta ciudad estúpida  y largarme a un lugar, donde realmente le importe a la gente!

El futuro es tentador, pero mi madre tenía la manía. El presente no tiene precio, y constantemente se escapa. Aprécialo. El tiempo vuela, bla, bla, bla. En serio, no es necesario apresurar el tiempo. Todo, tarde o temprano, se acabará, así que disfruta mientras puedas.

5. Lo sé, ahora te parece, que ha llegado el fin del mundo, pero esto tú lo superarás

¡Mamá, esto demuestra sólo que tú no comprendes nada en la vida, porque nada nunca va a estar bien!

Resulta que la vida continúa. Me quito el sombrero, mamá.

6. Lo comprenderás, cuando crezcas

¡Ya he crecido! ¡Ahora me doy cuenta! ¡Tú eres la única que no entiendes!

Mirando hacia atrás, cuando yo era una niña de catorce años, me doy cuenta de que era sólo una niña. Sí, yo comprendía algunas cosas. Pero estaba convencida de que lo sabía todo, aunque no era así. Tenía mucho que aprender, y todo ha llegado con el tiempo.

Y de nuevo, mamá, tienes razón.

Noticias relacionadas

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...