Este adorable gato salvaje sale de su cueva para descubrir quién lo mira tan fijamente

Este adorable gato salvaje sale de su cueva para descubrir quién lo mira tan fijamente

Hay tantas criaturas asombrosas en nuestro planeta que podríamos decir que muchas de ellas son mágicas, que verlas no solamente es asombroso pero puede ser gracioso y muy tierno.

La verdad es que es muy poco común ver a un manul, o gato de Pallas, en primer lugar solamente habitan en las estepas y montañas altas de Mongolia, Siberia y el Tíbet. Son muy solitarios y prefieren lugares con muy poca luz. Son verdaderamente gatos salvajes aunque no son más grandes que cualquier gato doméstico. Eso sí, sus patas tan cortas además de su cuerpo rechoncho y amplio pelaje para protegerse del frío lo hace ver increíblemente tierno.

Es por eso que ver uno no solamente es muy poco común sino que es fascinante, divertido y enternecedor. Como este pequeño que sale muy cautelosamente de su cueva para investigar ese objeto extraño que lo ve fijamente.

¿Quién no quisiera tener uno así de mascota? Tristemente no son para nada domésticos y están en peligro de extinción…

Noticias relacionadas

Le inundan el oído con agua para deshacerse de un terrorífico inquilino… ¡escalofriante!

Le inundan el oído con agua para deshacerse de un terrorífico inquilino… ¡escalofriante!

Le inundan el oído con agua para deshacerse de un terrorífico inquilino… ¡escalofriante!