Convierten materas en cargadores para celular

Convierten materas en cargadores para celular

- El prototipo se trata de una maceta con tierra y tres plantas en su interior

- La tierra almacena energía que puede ser transformada en corriente eléctrica

- Este invento podría generar energía amigable suficiente como para iluminar casas

Convierten materas en cargadores para celular

Fotografía tomada de Wonderful Engineering

Dos jóvenes de la Universidad de Nacional de Manizales, lograron crear un prototipo que carga celulares de forma amigable con el medio ambiente. Ambos cursan el séptimo semestre de sus carreras, Cristian Dallos estudia Ingeniería Electrónica y Paola Carmona Ingeniería Eléctrica.

El invento consiste en una matera común y corriente que puede generar energía suficiente para cargar dispositivos móviles, la ambición es poder crear uno que ayude a iluminar por completo un hogar convencional. La empresa chilena E-Kaia que carga celulares a partir de plantas y la Planta Lámpara, desarrollada en la Universidad de Ingeniería y Tecnología del Perú, fueron los referentes principales.

Su Innovación radica en que la energía que no gastan las plantas durante su proceso de fotosíntesis, es liberada hacia la tierra en forma de azúcar. Siguiendo este proceso, las bacterias que viven en la tierra transforman esta energía en protones y electrones que quedan libres en el suelo.

De manera que metieron tierra en tres tubos para concentrar más la carga, y a estos le atravesaron cables, unos electrodos positivos y negativos encargados de capturar la energía. Como resultado obtuvieron energía con capacidad de hasta 30 voltios, “suficiente para cargar hasta seis celulares”, tal como lo asegura

LEER TAMBIÉN: Caleños cargan sus celulares con energía solar

El reto, es lograr que la corriente pueda llegar de manera rápida a los dispositivos móviles, pues la resistencia hace que el proceso sea lento. Adicional a esto, Dallos explicó que para encender un bombillo serían necesarios dos metros cuadrados de tierra, lo que significa que si se cubre el techo de una casa de interés social, cuya área consta de 45 metros cuadrados, esta podría producir energía suficiente para 22 bombillos.

Noticias relacionadas

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense