Una mujer gobernará por primera vez a Tokio

Una mujer gobernará por primera vez a Tokio

- Yuriko Koike se convirtió en la primera gobernadora de Tokio

- La cuidad se empieza a preparar para recibir los Juegos Olímpicos de 2020

- La capital de Japón tiene más de trece millones de habitantes

Una mujer gobernará por primera vez a Tokio

Fotografía tomada de channelnewsasia.com

La ciudad japonesa más importante, quizás una de las más representativas a nivel mundial, tomó ayer una decisión histórica. Se eligió por primera vez a una dama, para ser la encargada de llevar las riendas de todos los ciudadanos. Tokio votó por Yuriko Koike para que sea la gobernadora, en una época trascendental en la cual deberán preparar los Juegos Olímpicos 2020.

Los dos pasados mandatos, manchados por corrupción de dinero, hartaron a los votantes quienes se atrevieron a confiar en una mujer que ofreció un trabajo honesto. Shuntaro Torigoe (periodista) e Hiroya Masuda (ex gobernador rural), eran sus dos contrincantes en las urnas.

"Impulsaré un Tokio donde la vida de las personas sea mejor y todos puedan brillar: hombres y mujeres, niños y adultos, ancianos y desvalidos", declaró Koike a sus seguidores tras el triunfo.

Una mujer gobernará por primera vez a Tokio

Fotografía tomada de pixabay.com

LEER TAMBIÉN: ¿Cómo sería EE.UU. con la reforma de inmigración de Trump?

Esta mujer, quien viene de ser también la primera ministra de Defensa del país, comenzará su periodo asistiendo a las justas orbitales que se desarrollarán en Río de Janeiro, en donde oficiará como cara visible de los próximos organizadores de los Juegos.

Koike se caracterizó durante toda su campaña, por usar el color verde para transmitir un aire de frescura. Con 64 años de edad, esta entusiasta mujer espera dejar huella en una de las ciudades más tecnológicas y poderosas del planeta.

Noticias relacionadas

La espía que iba a matar a Fidel Castro y terminó siendo su amante

La espía que iba a matar a Fidel Castro y terminó siendo su amante

La espía que iba a matar a Fidel Castro y terminó siendo su amante