Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Hay algo en la convivencia animal, así como en la humana, que es muy complicado, que a pesar de que se pueda acostumbrar uno durante toda su vida, se hará muy complicado, y eso es compartir lo que es valioso para nosotros. Ahora, no hablo de compartir nuestro tiempo, nuestra comida, nuestro plano, sino compartir lo valioso como nuestra almohada o nuestra.

En Victoria, Australia, en la casa del refugio y santuario animal Edgar's Mission, hay una familia muy peculiar en la que siempre ha habido esto. Ya que Fifi, la oveja, siempre ha buscado dormir donde duerme Jessica, la gatita.

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Desde pequeño lo ha hecho y no es tanto compartir, más bien, apropiarse de la cama de la pobre Jessica. Esto le puede traer muchas consecuencias psicológicas y traumáticas.

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Pero a medida que Fifi crecía, era más difícil de tomar las camas de Jessica, pero seguía queriendo dormir junto a su hermana y donde Jessica dormía, Fifi iba hacia allá a hacerle compañía.

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

La situación de las dos hermanas se hizo pública a través de las redes sociales y entonces personas muy generosas decidieron hacer algo por ellas, les mandaron una cama lo suficientemente grande para que pudieran estar las dos.

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Y al fin las dos tienen una cama que compartir sin que sea mayor problema, Fifi puede sentirse cerca de su hermana y Jessica puede sentir algo de libertad y no a la oveja encima de ella.

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Pero no todo fue miel sobre hojuelas pues a Ruby, una perrita también del refugio, también le gustó mucho la nueva y decidió que la quiere compartir con las dos hermanas. Lo más divertido es que las tres caben perfectamente, pero hay una a la que no le encanta toda la idea.

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Pero no tienen realmente otra opción, así fue como crecieron como familia y son familia a pesar de todo.

Tres hermanas se ven obligadas a compartir la misma cama… y una de ellas no es feliz

Fotos: Edgar's Mission

Noticias relacionadas

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...

Un plomero ganó la lotería y dejó a todos sorprendidos con lo que hizo después...