El “Río Encantado” de Hinatuan tiene su hora de comer a las 12 p.m.

El “Río Encantado” de Hinatuan tiene su hora de comer a las 12 p.m.

- Los cuidadores del “Río Encantado”, piden a todos los bañistas que salgan del agua a las 12 p.m.

- Los pescadores no pueden explicar este fenómeno

- Los nativos de Hinatuan, en Surigao del Sur (Filipinas), creen que los espíritus moran en el río

El “Río Encantado” de Hinatuan tiene su hora de comer a las 12 p.m.

Fotografía tomada de Kami

En Surigao del Sur hay un río de aguas cristalinas donde los pescadores piden a los turistas salir del agua a las doce del mediodía.

El “Río Encantado” alardea de sus aguas cristalinas en diferentes tonos de azul, convirtiéndose en un destino turístico principal, ubicado en Barangay Cambatong en el municipio de Surigao. Las diferentes tonalidades de azul insinúan la profundidad del agua.

Exactamente a las doce del mediodía, el cuidador del río hace sonar una campana solicitando a todos que se retiren del agua porque es “hora de comer”. Luego de algún tiempo, el banco de peces desaparece y regresa al fondo de la cueva acuática.

Desafortunadamente, el cuidador no puede explicar el fenómeno. De todas formas ellos están comprometidos con el cuidado del río y las especies que lo habitan.  

LEER TAMBIÉN: Sorprendente hallazgo de caballito de mar en aguas contaminadas

Además de los peces, existen otras leyendas sobre el río que te harán temblar de miedo. Se cree que el este es el hogar de espíritus que se llevan a nadadores. De manera que el cuidador se asegura de advertir a los turistas no nadar en ciertas áreas de la cueva. Los pescadores de la zona creen que estas almas son responsables de mantener el color propio del agua y actúan como sus protectores. A parte de las leyendas, este fantástico lugar ha atraído a miles de turistas.

Mira el video de la “hora de comer”:

[embed]https://www.youtube.com/embed/LROs6Bh8oLk[/embed]

 

Noticias relacionadas

Mi hija no quiere que la acompañe en su boda porque soy indígena

Mi hija no quiere que la acompañe en su boda porque soy indígena

Mi hija no quiere que la acompañe en su boda porque soy indígena