Algo resultó mal en este salto, aún no encuentran su cuerpo

Algo resultó mal en este salto, aún no encuentran su cuerpo

Cuando intentas hacer un increíble truco, debes considerar que algo podría salir mal. Lo malo, es que las cosas que salen mal pueden resultar en en el fallecimiento de alguien. A pesar del riesgo de morir u obtener una lesión, las personas insisten en actuar como temerarios. Usualmente todo está bien, hasta que algo ocurre. Toma como ejemplo la historia del buceador esloveno Andrej Beuc.

A comienzos de este mes, Beuc murió intentando saltar de un puente al río Drina, que rodea a Bosnia y Serbia, durante una competencia de saltos.

Algo resultó mal en este salto, aún no encuentran su cuerpo

Fotografía tomada de Viralnova

El puente medía unos 18 metros desde el agua, normalmente sería un salto fácil para Beuc, quien era un experimentado clavadista y paracaidista.

Algo resultó mal en este salto, aún no encuentran su cuerpo

Fotografía tomada de Viralnova

Sin embargo, algo salió mal cuando golpeó con la superficie del agua.

Algo resultó mal en este salto, aún no encuentran su cuerpo

Fotografía tomada de Viralnova

Beuc pudo sacar su cabeza del agua en señal de ayuda, antes de hundirse en el agua.

Algo resultó mal en este salto, aún no encuentran su cuerpo

Fotografía tomada de Viralnova

El resto del equipo fue enviado a buscar a Beuc, pero la fuerte corriente y las densas aguas hicieron las cosas más difíciles para el equipo de rescate, mientras intentaban encontrar su cuerpo.

Algo resultó mal en este salto, aún no encuentran su cuerpo

Fotografía tomada de Viralnova

LEER TAMBIÉN: Dolorosa lesión de deportista colombiana en Río 2016

Aquí está el video del fatal accidente. Advertencia: No apto para corazones débiles.

[embed]https://youtu.be/vrz55NecjnM[/embed]

Por el momento siguen sin encontrar el cuerpo de Beuc. Nuestros buenos deseos y oraciones para su familia, en estos momentos difíciles.

Noticias relacionadas

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí