Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

- El fotógrafo Paul Nicklen, tuvo la mejor experiencia de su vida luego de viajar a la Antártida.

- Estuvo cara a cara con uno de los predadores más peligrosos de esta zona, pero este no le hizo ningún daño

- Este leopardo marino ha estado alimentando al fotógrafo durante cuatro días, porque quería ayudar y entablar una amistad

Aquí está la historia que él escribió:

“Salté al agua, aterrorizado por lo que podía pasar, y nadé hasta este leopardo marino… Mis piernas temblaban, tenía la boca seca… Y enseguida ella soltó un pingüino. Se acercó a mí y abrió su boca… Y su cabeza es dos veces m ás grande que la de un oso grizzly. Simplemente inmensa. Puso mi cabeza entera y mi cámara dentro de su boca, e hizo esta muestra de amenaza… Pero luego, lo más asombroso ocurrió”.

Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

Fotografía tomada de Kami

Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

Fotografía tomada de Kami

Se alejó y me trajo un pingüino vivo, se acercó y comenzó a alimentarme con el pingüino. Ella continuaba dejando a estos pingüino vivos irse y ellos trataban de atravesarme, pero ella miraba con disgusto mientras iba por mi. Hizo esto una y otra vez…”

Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

Fotografía tomada de Kami

LEER TAMBIÉN: Bestias míticas: Fotógrafo captura la belleza de Maine Coons

“Creo que luego ella se dio cuenta que era el peor depredador del océano, pensó que moriría de hambre y creo que sintió un poco de pánico… Comenzó a traerme pingüinos débiles, pingüinos muertos, luego me mostró cómo comerlos. Ella me ofrecía uno parcialmente comido. Comenzó a cogerlos y a empujarlos contra mi cámara. Creo que ella pensó que la cámara era mi boca, lo cual es el sueño de todo fotógrafo. Esto ocurrió durante cuatro días”.

Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

Fotografía tomada de Kami

Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

Fotografía tomada de Kami

Este leopardo marino intenta alimentar al fotógrafo

Fotografía tomada de Kami

“Así que, aquí vine Antartida, a fotografiar a este asesino potencial, a este predador, el más peligroso de Antártida, que me cuidó y me alimentó durante cuatro días seguidos. Ha sido la experiencia màs increíble que he tenido como fotógrafo de National Geographic”.

Noticias relacionadas

El más caliente doctor de animales que te hará querer llevar a tu mascota a un chequeo

El más caliente doctor de animales que te hará querer llevar a tu mascota a un chequeo

El más caliente doctor de animales que te hará querer llevar a tu mascota a un chequeo