Mira la estampida que se formó por atrapar un Pokémon

Mira la estampida que se formó por atrapar un Pokémon

- Al parecer el mar de personas aficionadas intentaba atrapar un Snorlax

- El hecho ocurrió el fin de semana en Taiwán

- Un extraño Pokémon apareció en la capital y llamó la atención de cientos de personas

¿Cómo será el fin del mundo? Existen muchas teorías al respecto, zombies, explosiones, y muchos otros desastres. Pero en esta ocasión, Pokémon Go hizo una impactante demostración de cómo podría ser el día en que dejemos de existir.

Mira la estampida que se formó por atrapar un Pokémon

Fotografía tomada de BuzzFeed

El pasado fin de semana, una espeluznante estampida masiva ocurrió en Taipei, Taiwán.

Mira la estampida que se formó por atrapar un Pokémon

Fotografía tomada de BuzzFeed

Tal parece que un Pokémon muy raro apareció en las calles de la capital y se robó la atención de cientos de aficionados. Un video publicado en Facebook, muestra a un centenar de personas corriendo a través de una intersección en las calles de la ciudad, buscando llegar al parque Beitou.

Mira la estampida que se formó por atrapar un Pokémon

Fotografía tomada de BuzzFeed

El impresionante hecho tiene más de tres millones de vistas en internet y ha dejado con la boca abierta a muchos. Míralo tú mismo.

LEER TAMBIÉN: Mujer denuncia que fue violada por un Pokémon

Maggie Wang, quien grabó el video, asegura que el monstruo que todos anhelaban casar era un Snorlax. Además, confesó que no pudo resistirse y luego de grabar el clip, se unió a la captura masiva. ¿Hasta donde crees que podamos llegar con las nuevas tecnologías?

Mira la estampida que se formó por atrapar un Pokémon

Fotografía tomada de BuzzFeed

 

Noticias relacionadas

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí

Dueña de un restaurante deja que un indigente trabaje con ella por un día, luego de dos semanas aún sigue ahí