Robots sexuales acabarán con la prostitución. ¡Mira por qué!

Robots sexuales acabarán con la prostitución. ¡Mira por qué!

-No solo reemplazarían a las prostitutas, sino que reducirían la pedofilia

-Algunos creen que un robot sería la pareja ideal

-Además de sexo, se espera que las máquinas brinden servicios sentimentales

Robots sexuales acabarán con la prostitución. ¡Mira por qué!

Fotografía tomada de magnet.xataka.com

El sexo con robots es un nuevo fetiche que toma fuerza en las relaciones humanas. Desde hace un tiempo se viene hablando de la creación de humanoides para el disfrute sexual del hombre. Así mismo, se cree que este invento podría ayudar a disminuir los casos de pedofilia, violencia sexual y prostitución.

John Danaher, profesor de leyes en la Universidad Nacional de Irlanda en Galway, publicó un  que los humanoides podrían acabar con la prostitución, además, que esta no sería la primera vez que la tecnología desplaza al hombre de su trabajo.

“Aunque no sea socialmente aceptada, la prostitución es una forma preponderante de trabajo humano, y el desarrollo de robots sexuales sofisticados a primera vista pone a los trabajadores sexuales en riesgo de desempleo tecnológico”.

Algunas personas creen que los robots no solo servirán para suplir la parte sexual de los humanos, sino también, las necesidades afectivas y emocionales de quienes adquieran estos objetos en el mercado.

LEER TAMBIÉN: Este indigente dio una lección sobre el dinero. ¡Te dejará conmovido!

Sin embargo, el sexólogo Patricio Gómez Di Leva en entrevista para La Nación aseguró que “Los robots seguramente van a ser diferentes a la hora del sexo que los seres humanos, ni mejores ni peores, pero los seres humanos también somos todos diferentes. El robot no va a poder reemplazar al ser humano en muchos aspectos pero en otros sí. Un encuentro sexual con un robot seguramente va a poder ser muy intenso y excitante, pero la sexualidad incluye otros aspectos, emocionales por ejemplo, que van a ser más difíciles de imitar”.

Así, queda puesto el debate sobre la mesa. El mundo de los fetiches ya es realmente amplio y podría serlo aún más. Nada, por extraño que parezca, parece imposible de concebir. Entre las prácticas más comunes, pueden estar la sumisión, el voyeurismo y los juegos de roles; en las menos conocidas se ubican quienes encuentran placer en los globos de helio, vestirse como un animal de peluche y usar muñecas inflables o de silicona. Estas últimas, sentaron el precedente para la nueva tendencia en la industria del sexo.

Noticias relacionadas

Padres planearon envenenar a su bebé que nació sin nariz - Entonces los doctores les prescribieron algo que las farmacias no podían ofrecer

Padres planearon envenenar a su bebé que nació sin nariz - Entonces los doctores les prescribieron algo que las farmacias no podían ofrecer

Padres planearon envenenar a su bebé que nació sin nariz - Entonces los doctores les prescribieron algo que las farmacias no podían ofrecer