Intentó acariciar a su gato, ¿y su reacción? ¡Parece que alguien no quiere ser tocado hoy!

Intentó acariciar a su gato, ¿y su reacción? ¡Parece que alguien no quiere ser tocado hoy!

¡Por favor, déjame tranquilo! El bello gato que no quiere que lo acaricien. El gato con mucho cuidado, utilizando una de sus patas delanteras aparta la mano de su dueño que trata de tocarlo y después se lame su pata. ¡Yo mismo hoy me acariciaré!

Noticias relacionadas

Un pequeño cambio en cómo debes hablarle a tus hijos los puede ayudar a ser más exitosos

Un pequeño cambio en cómo debes hablarle a tus hijos los puede ayudar a ser más exitosos

Un pequeño cambio en cómo debes hablarle a tus hijos los puede ayudar a ser más exitosos