Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

¿Quién todavía tiene duda de que la expresión «como el perro y el gato», critica, completamente e injustificadamente, la amistad entre estos tipos de animales domésticos? Me parece que existen suficientes ejemplos de amistad asombrosa entre ellos, y aquí tienes uno de ellos.

Cuando al pequeño gatito Scout lo trajeron para su nueva casa, él tenía solamente 5 semanas. Él todavía no se había desacostumbrado de su mamá y de su leche caliente, cuando de repente - una vida completamente nueva.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

En su ayuda en la nueva casa llegó el perro, llamado Charlie. El perro con sentido protector y pacientemente se hizo cargo del gatito.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

El gato y el perro dormían juntos, dividiendo una cama para los dos.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

Juntos comían, y Charlie con alegría le daba su comida al chiquitín.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

El tiempo paso y el gatito Scout se convirtió en un hermoso gato adulto.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

<

Scout y Charlie pasaban todo el tiempo junto, y esto no era una vecindad forzada, esto era una verdadera amistad.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

Pero, una vez llegó la desgracia: a Charlie le descubrieron un cáncer. Los tumores afectaron todo su cuerpo.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

 

El perro valientemente luchó con la enfermedad terrible, pero en un día horrible su cuerpo no pudo resistir. Charlie murió, y Scout se quedó sin amigo. Él estaba muy nostálgico, y el dueño, para alegrar esta soledad dolorosa, puso un ordenador portátil en la yacija, donde el gato y el perro dormían juntos. En la pantalla del ordenador se veía la foto de Charlie.

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

Lo que hizo el gato Scout, fue increíble. Ver estas fotografías sin lágrimas, es simplemente imposible. En realidad, es un ejemplo muy conmovedor y lindo de amistad leal que llega hasta el fondo del alma. El gato durante varias semanas durmió con el ordenador, en el cual se veía la imagen de su mejor amigo...

Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar
Vivieron juntos toda su vida y cuando llegó la hora de partir del perro... Intenta no llorar

Por favor, comparta esta historia increíble de Charlie y Scout con sus amigos.

Noticias relacionadas

Este niño moría de desnutrición en un orfanato. Ahora que fue adoptado, luce irreconocible

Este niño moría de desnutrición en un orfanato. Ahora que fue adoptado, luce irreconocible

Este niño moría de desnutrición en un orfanato. Ahora que fue adoptado, luce irreconocible