Niña de 6 años fue entregada en matrimonio, a cambio de una cabra

Niña de 6 años fue entregada en matrimonio, a cambio de una cabra

- Bas Gul es una niña afgana de 6 años que fue vendida a un hombre de más de 40

- El hombre que compró a la niña pagó una cabra por ella

- El matrimonio infantil es una práctica frecuente en las zonas apartadas de Afganistán

Niña de 6 años fue entregada en matrimonio, a cambio de una cabra

Fotografía: Getty Images - Instagram[/caption]

La pequeña Bas Gul, una niña de tan solo 6 años, fue vendida a un hombre de más de 40, a cambio de una cabra, un poco de arroz y algo de aceite. Los hechos ocurrieron en Afganistán, donde el matrimonio infantil es una práctica frecuente en las regiones apartadas.

Afortunadamente, la organización internacional “Save the children” fue informada del hecho y logró detener la perversa transacción. La niña fue rescatada y llevada a un refugio. Los padres intentaron hacer creer que se había tratado de un secuestro, pero algunos vecinos los desmintieron.

[caption id=

La ley afgana establece que las mujeres no pueden casarse antes de cumplir 16 años. Sin embargo, en las zonas rurales muchos padres hacen caso omiso de la norma. Las familias son tan pobres que terminan aceptando este tipo de transacciones para contar con alimentos.

LEER TAMBIÉN: Niños lloran a gritos tras la muerte de su hermano en Alepo

Afganistán vive una guerra bárbara que parece no tener fin. Desde hace 15 años, cuando el país fue invadido por Estados Unidos, en retaliación por los hechos del 11 de septiembre, el país no ha tenido un solo día de paz.

Los talibanes siguen ejerciendo control sobre varias provincias de Afganistán. Ese grupo radical promueve prácticas obsoletas, como el matrimonio infantil, y por eso las prohibiciones del gobierno oficial no tienen efecto.

Noticias relacionadas

Mi esposo dejó de roncar cuando un amigo me dió este ¡milagroso remedio!

Mi esposo dejó de roncar cuando un amigo me dió este ¡milagroso remedio!

Mi esposo dejó de roncar cuando un amigo me dió este ¡milagroso remedio!