Hace 16 años nadie conocía su cara, pero todo el mundo sabía de su historia. ¡Mira como se ve ahora!

Hace 16 años nadie conocía su cara, pero todo el mundo sabía de su historia. ¡Mira como se ve ahora!

Samuel Alexander Armas, llegó a ser conocido en todo el mundo mucho antes de su nacimiento. En la semana 14 del embarazo, los médicos descubrieron que el feto en desarrollo tenía una malformación rara.

Al niño le diagnosticaron espina bífida. El defecto aparece en la novena semana de embarazo y puede conducir a consecuencias muy graves. Las personas que nacen con este defecto no son capaces de caminar o incluso de mantener el cuerpo recto. Afortunadamente, la medicina actual puede corregir muchas situaciones graves de salud, incluyendo este caso. Los cirujanos han aprendido a hacer cirugías fetales complejas en la etapa de formación del feto, sin embargo, este procedimiento va de la mano con un riesgo considerable para la salud y la vida del niño y de la madre.

Los futuros padres, Julia y Alex tenían que tomar una decisión difícil: o tener un aborto o tratar de aprovechar la oportunidad. La mamá y el papá no dudaron en elegir la oportunidad de salvar a su hijo.

En la 21ª semana de embarazo, Julia yacía en la mesa de operaciones. Todo el equipo de cirujanos y enfermeras valientemente asumieron con responsabilidad esta operación única, tratando de corregir el defecto y salvar la vida de la madre y el niño. Pero lo más sorprendente ocurrió a mitad de la cirugía: desde el vientre apareció una pequeña manito, que agarró el dedo del cirujano, Joseph Bruner.

Hace 16 años nadie conocía su cara, pero todo el mundo sabía de su historia. ¡Mira como se ve ahora!

Este momento único fue captado en la foto, ya que durante la cirugía estaba presente un fotógrafo. Esta imagen se ha convertido en una verdadera sensación, los editoriales líderes mundiales de la publicación le dieron el nombre de "La mano de la esperanza".

Hace 16 años nadie conocía su cara, pero todo el mundo sabía de su historia. ¡Mira como se ve ahora!

La operación fue un éxito y a su debido tiempo nació el niño Samuel. No podemos decir que él se deshizo de todos los problemas con la columna vertebral, pero la operación hábil, llevada a cabo a tiempo, le permitió llevar una vida activa y hacer deportes. ¡Y esto no es poco!

Hace 16 años nadie conocía su cara, pero todo el mundo sabía de su historia. ¡Mira como se ve ahora!

Desde aquel momento de esta historia han pasado más de 16 años. Samuel creció y hasta llegó a ganar un premio deportivo (¡él es un miembro de un equipo de baloncesto!)

Hace 16 años nadie conocía su cara, pero todo el mundo sabía de su historia. ¡Mira como se ve ahora!

La historia de Samuel y sus valientes padres es ahora la inspiración para cada individuo y de la humanidad en su conjunto. La fuerza de voluntad, el deseo de ganar, el optimismo desbordante, el amor sin límites y la esperanza que no se apaga, esas son las cualidades que nos permiten seguir adelante en la vida, para lograr lo deseado y tratar de conseguir lo mejor. ¡Siga adelante!

Noticias relacionadas

Este niño moría de desnutrición en un orfanato. Ahora que fue adoptado, luce irreconocible

Este niño moría de desnutrición en un orfanato. Ahora que fue adoptado, luce irreconocible

Este niño moría de desnutrición en un orfanato. Ahora que fue adoptado, luce irreconocible