Crece en Latinoamérica la atracción por el mundo swinger

Crece en Latinoamérica la atracción por el mundo swinger

La creciente tendencia en América Latina a visitar sitios swinger ha llevado a que se promueva el verdadero significado de cultura, con respeto y tolerancia hacia los demás

Un mundo seductor, que ofrece a las parejas una exploración sin tapujos ni prejuicios, que te lleva a realizar las más morbosas fantasías y liberar tu lado más erótico; así es la experiencia swinger que cada día toma más fuerza en América Latina.

Crece en Latinoamérica la atracción por el mundo swinger

La puerta, de lo que parece ser más una bodega que cualquier otra cosa, se abre, adentro un hombre indica como es el funcionamiento y las “reglas” del lugar, se puede asistir en pareja, mujeres solas, hombres solos (aunque deben pagar más por su ingreso y consumo) y hasta tríos. Una primera sala dispone de cabinas para quitarse la ropa y usar una toalla para cubrirse si se desea, haces un registro para llevar la cuenta del consumo y luego ingresas al club.

Crece en Latinoamérica la atracción por el mundo swinger

El lugar tiene mesas y sillas como cualquier otro club, en medio del salón un sillón y una barra, donde generalmente el club propone shows con chicas dispuestas a todo con el público. Luego,  unas escaleras que dirigen hacía la habitación dispuesta para los intercambios, allí la luz es tenue, hay una cama grande y sillones por todas partes, dispensador de condones, toallas y hasta aceites.

Crece en Latinoamérica la atracción por el mundo swinger

Todo sucede dentro del respeto por los códigos internos: 1. de lo que la propia pareja establece como válido; 2. de no ser invasivo con otras parejas que tienen sus propios acuerdos, por ejemplo, un toque de hombro o en alguna parte del cuerpo es señal del acercamiento cortés, besar o tirarse encima de alguien de manera inesperada no es lo más adecuado.

LEER TAMBIÉN: Pitbull ataca salvajemente a pequeño beagle y su dueña

Crece en Latinoamérica la atracción por el mundo swinger

Por lo general, las parejas que tienen éste tipo de experiencias renuevan su confianza, reafirman su complicidad y dejan de lado el temor a la infidelidad ya que disfrutan de compartir juntos y estar presente en el goce del otro. Como lo dice el doctor Walter Ghedín: “La excitación swinger se basa en el doble papel de ser protagonista y espectador de la escena sexual. La mirada voyeur se nutre de la fantasía convertida en acción frente a sus ojos.”

Noticias relacionadas

Las fotos de esta bebé comiendo espaguetis han conseguido más likes que Shakira bailando

Las fotos de esta bebé comiendo espaguetis han conseguido más likes que Shakira bailando

Las fotos de esta bebé comiendo espaguetis han conseguido más likes que Shakira bailando