El vendedor callejero de 89 años que se volvió millonario gracias a un benefactor

El vendedor callejero de 89 años que se volvió millonario gracias a un benefactor

- Fidencio Sánchez, de 89 años, tuvo que volver a vender en la calle, después de que muriera su única hija

- Un buen samaritano conoció la situación y emprendió un proyecto para ayudar a este anciano

- Gracias a su iniciativa, pudo recolectar 166 mil dólares entre personas anónimas de todo el mundo que se conmovieron con la historia

Fidencio Sánchez es un hombre que ha trabajado toda la vida honestamente, para llevar el pan a su mesa. El hombre duró varias décadas vendiendo paletas en el barrio mexicano “La villita de Chicago”. Gracias a su única hija pudo retirarse del trabajo.

El vendedor callejero de 89 años que se volvió millonario gracias a un benefactor

[caption id="attachment_22683" align="a__center" width="560"] Fotografía: Joel Cervantes Macias[/caption]

Sin embargo, la mala fortuna no le permitió descansar por mucho tiempo. Su hija, que velaba por todos los gastos de la casa, murió súbitamente en julio pasado.

Fidencio tuvo que volver a la calle para empujar con dificultad su carrito de paletas todos los días. Pero el destino le tenía preparada una bendición a este vendedor callejero.

Una tarde cualquiera, se le acercó un hombre que se mostró impactado al ver al anciano bregando con su carrito. Le compró 50 dólares en paletas y conversó con él un rato. Así conoció la historia de Fidencio y pensó que esto no podía quedarse así.

[caption id="attachment_22682" align="a__center" width="625"]

El vendedor callejero de 89 años que se volvió millonario gracias a un benefactor
Fotografía: Joel Cervantes Macias[/caption]

LEER TAMBIÉN: El mendigo que estaba enriqueciéndose con una herida falsa

El buen samaritano se llama Joel Cervantes Macías. Fue él quien emprendió una campaña por Internet para recaudar recursos, destinados a Fidencio. Abrió una cuenta para recaudar 3 mil dólares, pero en solo una semana consiguió 7 mil.

Con la buena noticia, llegó hasta el carrito de Fidencio y le entregó el dinero. El anciano le agradeció de corazón. Aún así dijo: “No puedo calcular cuánto tiempo más voy a trabajar, pero siento que todavía tengo fuerzas”.

El vendedor callejero de 89 años que se volvió millonario gracias a un benefactor

[caption id="attachment_22681" align="a__center" width="754"] Fotografía: Joel Cervantes Macias[/caption]

Noticias relacionadas

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense

La maravillosa carta de una periodista brasileña sobre el accidente aéreo del Chapecoense