Esta enfermedad es espeluznante y extraña

Esta enfermedad es espeluznante y extraña

Se llama síndrome de Cotard o delirio de negación, las personas que padecen esta extraña enfermedad están convencidos de que no viven y se ven a sí mismos como muertos vivientes. Afirman sentir que no tienen sangre, ni cerebro, ni órganos y que perciben incluso el olor de su carne pudriéndose.

Este delirio, que está asociado con la hipocondría y la esquizofrenia, empieza con la negación de la existencia, en un principio, de todas las cosas que les rodea y posteriormente de la propia existencia. Las personas con Cotard tienen una negatividad extrema que los llevan a rechazar las cosas más obvias.

Esta enfermedad es espeluznante y extraña

Si bien la característica más conocida de este síndrome es la creencia de estar muerto, quienes padecen este trastorno tienen otros tipos de negación delirante, entre los síntomas más comunes se encuentran la depresión, a automutilación, los pensamientos suicidas, la analgesia o falta de dolor. Incluso los pacientes con Parkinson pueden llegar a tener la enfermedad, la enfermedad cerebrovascular o las infecciones cerebrales también pueden desencadenar en este trastorno.

Esta enfermedad es espeluznante y extraña

Este síndrome no está reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud ni por el manual de diagnóstico y estadístico de la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos, por lo que no hay un tratamiento específico, pero existen terapias universales que pueden aplicarse con éxito en estos pacientes, siendo sometidos a terapias interpersonales y psicoterapia cognitivo conductual.

LEER TAMBIÉN: Cómo Peña Nieto ignoró a Angélica Rivera en evento nacional

 

Esta enfermedad es espeluznante y extraña

Todavía no se sabe a ciencia cierta qué causa el síndrome de Cotard, una de las hipótesis más aceptadas es la del experto australiano en ciencia cognitiva Max Coltheart, él dice que se requieren dos factores para tener este tipo de delirio “El primero es una anomalía neurobiológica que produce mecanismos neuropsicológicos alterados y que lleva a una experiencia subjetiva altamente anormal. Y el segundo una falla de los mecanismos lógicos que se conoce como el sistema de evaluación de creencias.”

Noticias relacionadas

El guerrillero colombiano que se cambió de sexo en la cárcel

El guerrillero colombiano que se cambió de sexo en la cárcel

El guerrillero colombiano que se cambió de sexo en la cárcel