Hospitalizaron a una mujer porque se le quedó un vibrador en el ano

Hospitalizaron a una mujer porque se le quedó un vibrador en el ano

Su novio intentó métodos caseros para sacárselo, pero terminaron en la sala de emergencias.

Trabajar en un hospital significa, indudablemente, que tanto médicos como enfermeras atenderán lesiones extrañas. Te imaginas, sin embargo, ninguna como la admisión de una relacionada con juguetes sexuales.

Hospitalizaron a una mujer porque se le quedó un vibrador en el ano

Los médicos del hospital Wrexham Maelor, al norte de Gales, debieron sorprenderse cuando les llegó una chica con un vibrador atorado en su ano.

Emma Phillips, de Wallasey, tuvo que mirar para cerciorarse que su novio Lee le había dejado metido el juguete en su trasero aun vibrando.

“Buscamos alrededor de la cama en caso de que se hubiese caído”, dijo la joven de 24 años. “Cuando me doblé sobre mi estómago, lo sentí vibrar. Estaba metido hasta el punto que no se veía para nada”.

LEER TAMBIÉN: Prostituta comparte las 15 cosas más extrañas que los hombres le piden

Hospitalizaron a una mujer porque se le quedó un vibrador en el ano

“Lee intentó sacarlo con un cubierto de la cocina, que no usaremos más nunca, y dijo que lo podría sentir hasta un punto, pero de insistir se hundiría más”, dijo Emma. “Él trató con una púa para parrillas también, pero después de cierto momento sabíamos que tendríamos que ir al hospital. Estábamos en shock”.

Menos mal que lo tomaron por el lado gracioso y se dieron cuenta que necesitaban ayuda médica y que, además, no estaban bebiendo porque hubiesen tenido que llamar a una ambulancia y la llamada también hubiese sido bien incómoda.

Los doctores tomaron rayos x para saber a ciencia cierta dónde estaba el vibrador.

Hospitalizaron a una mujer porque se le quedó un vibrador en el ano

Emma fue llevada a la sala de cirugía y los médicos introdujeron una cámara por su garganta para más detalles de la localización del aparato antes de extraerlo manualmente. Por cierto, le preguntaron si quería conservarlo para futuras ocasiones, pero ella se negó a la propuesta.

Su novio no se veía, a todas estas, muy incómodo por lo ocurrido. Más bien la pasó muy bien burlándose de su cariñito.

Ella dijo: “Lee no se asustó con todo, solo pensaba que era gracioso. Pienso debería intentarlo él para ver cómo le va”.

 

Noticias relacionadas

Calma bebés llorones al instante masajeando estas 7 partes de sus pies

Calma bebés llorones al instante masajeando estas 7 partes de sus pies

Calma bebés llorones al instante masajeando estas 7 partes de sus pies