Un extraño cáncer pudo matar a su hijo de 17 meses, míralo 4 años después

Un extraño cáncer pudo matar a su hijo de 17 meses, míralo 4 años después

Como sabes, la vida puede cambiar drásticamente cuando diagnostican a un hijo de una enfermedad. ¿Acaso hay algo que te arrugue el corazón que ver a un niño luchar por su vida?

Algunas veces sientes que no puedes hacer nada para ayudar. Afortunadamente, hay equipo de médicos y enfermeras que son apasionados con la salud de los niños y siempre están allí para ayudar.

La familia Verdecchia aprendió esto cuando su mundo fue desbastado. A su tercer hijo le diagnosticaron dos tipos de cáncer cuando tenía 17 meses de edad. Cruise tenía un tumor rabdoide de tipo proximal y un sarcoma epitelioide, amos muy raros y agresivos. A Cruise solo le dieron 11% de probabilidades de supervivencia.

Un extraño cáncer pudo matar a su hijo de 17 meses, míralo 4 años después

 

Un equipo en el Children’s Healthcare de Atlanta, Estados Unidos, tenían un plan para ayudarlo. Estabilizaron al tumor de Cruise y le dieron cuatro años y medio más de esperanzas de vida. Para ese tiempo la familia apreciaba lo logrado porque no pensaron tenerlo por tanto tiempo.

LEER TAMBIÉN: Peligrosa serpiente mordió tres veces a bebé de dos años y sobrevivió

Cruise rompió todos los pronósticos y ahora es un vibrante niño de cinco años de edad, quien ama esquiar y pasar tiempo con su familia. Cada día su mamá Jennifer le recuerda a su hijo que es un luchador, y de verdad lo es.

Un extraño cáncer pudo matar a su hijo de 17 meses, míralo 4 años después

Jennifer y Drew Verdecchia agradecen cada día el milagro hecho por los médicos.

Jennifer dijo a los medios, con lágrimas en los ojos, “uno no sabe lo rápido que perder todo tu mundo y ce3lebramos cada cosa y cada día”.

 

 

Noticias relacionadas

Vi como el tren me pasaba por encima, perdí mis piernas pero sigo luchando

Vi como el tren me pasaba por encima, perdí mis piernas pero sigo luchando

Vi como el tren me pasaba por encima, perdí mis piernas pero sigo luchando