Musulmán mató a una prostituta embarazada por trabajar cerca de una mezquita

Musulmán mató a una prostituta embarazada por trabajar cerca de una mezquita

Un musulmán que apuñaleó a una prostituta embarazada fue condenado hoy a 29 años de cárcel.

Farooq Shah, de 21 años, enterró un cuchillo en el pecho de Mariana Popa mientras iba en una bicicleta por una vía muy concurrida por trabajadoras sexuales.

Musulmán mató a una prostituta embarazada por trabajar cerca de una mezquita

Popa, de 24 años, estaba en Inglaterra por tres semanas y trababa de hacer dinero para ayudar a la familia cuando fue apuñaleada en Ilford, Essex (Reino Unido).

La mujer pudo llegar hasta un establecimiento de comida rápida, pero colapsó mientras su asesino se alejaba en su bicicleta.

LEER TAMBIÉN: Heroica madre usó su último aliento para salvar la vida de su hija

Popa ya tenía un hijo y tenía seis semanas de embarazo cuando se desangró hasta morir.

Las cámaras de vigilancia ubicadas en la calle grabaron cuando Shah esperaba en la acera cerca de un estacionamiento y se veían a dos prostitutas trabajaban cerca en la avenida Ilford.

En el video se captó cuando Popa se le acercó al hombre y le habló antes que este la apuñaleara dos veces en el pecho.

La fiscalía sugirió que Shah advirtió a Popa que se alejara del lugar o que le prestara sus servicios y al negarse lo pagó con su vida.

La apariencia de Shah encajó perfectamente con la descripción del asesino, pero alegó que era víctima de un error de identidad.

Ian Bourne, el abogado defensor, dijo que en la grabación el asesino de Shah no encajaba con el físico de su cliente.

“El video muestra a otra persona con características parecidas a la del defendido”, dijo.

“Estas imágenes tienen muy baja calidad y parece que calvo o un hombre con la cabeza rapada con una barba tupida es común en esa zona de la ciudad”.

A Shah lo encontraron con un celular robado cuando fue arrestado por el asesinato de Popa.

Musulmán mató a una prostituta embarazada por trabajar cerca de una mezquita

[caption id="attachment_30077" align="a__center" width="634"] Todo quedó grabado por cámaras de seguridad[/caption]

Aseguró estar al momento del crimen viendo un episodio de Hombre de Familia por televisión después de haber estado en una fiesta en Plaistow, borracho y drogado bajo los efectos de la marihuana.

También dijo que un misterioso hombre se le acercó camino a su casa y le vendió el teléfono.

El juez Christopher Kinch encerró de por vida a Shah y le ordenó pasar 29 años tras las rejas.

“Fue un terrible e inesperado ataque que devino en la inevitable muerte de Mariana Popa. Esto fue hecho con indiferencia hacia una indefensa mujer, que no tuvo oportunidad de defenderse”.

Durante el juicio el fiscal Bobbie Cheema le preguntó a Shah: “¿Qué conversó esa noche con mariana Popa?”.

“¿Le preguntó si querría irse con usted? ¿Le ofreció dinero? ¿Ella dijo que no porque andaba en bicicleta y ni siquiera tenía un carro? ¿Quería que la señorita Popa se alejara del lugar por la mezquita cercana?”.

A estas preguntas Shah solo respondió que no le importaba que mujeres vendieran su cuerpo cerca de la mezquita.

Insistió que no tenía necesidad de pagar para tener sexo.

“Nunca haría eso, nunca pagaría por tener sexo. Míreme, no soy un hombre feo”, le dijo.

Una hora que Shah matara a Mariana Popa, robó a punta de puñal dinero y el celular a Ikran Chohan, un hombre ciego.

La bicicleta, a todas estas, que encaja perfectamente con la descripción del asesino de Popa y con el asaltante del Chohan, fue encontrada a las afueras del apartamento de Shah.

En la declaración del novio de Popa, Nicolae Drezaliu, dijo que se habían mudado a Londres hacía apenas tres semanas antes de ser asesinada y fue quien informó de su embarazo.

El jurado escuchó decir a la pareja de Popa, que se habían mudado de Rumania en 2012 para irse a Italia, y decidieron irse a Ilford porque allí Popa tenía amigos.

“Dos o tres noches trabajó hasta las 12:30 de la noche y una vez no llegó hasta las 9:00 de la mañana. Me dijo que se había quedado a dormir donde unos amigos”, dijo Drezaliu.

“Todavía estoy en shock y desbastado. Nuestros planes era tener una familia”.

Shah fue encontrado culpable por el asesinato de Popa y el robo a Chohan.

También le dieron seis años de prisión por el robo.

Noticias relacionadas

Vi como el tren me pasaba por encima, perdí mis piernas pero sigo luchando

Vi como el tren me pasaba por encima, perdí mis piernas pero sigo luchando

Vi como el tren me pasaba por encima, perdí mis piernas pero sigo luchando