Quedarse 90 minutos extras en la cama ayuda a reducir el hambre y los antojos por comida chatarra

Quedarse 90 minutos extras en la cama ayuda a reducir el hambre y los antojos por comida chatarra

Investigadores de la Universidad de Chicago estudiaron a 10 personas con sobrepeso. Aquellos que pasaron más tiempo en la cama redujeron la ingesta de chucherías en un 62 %

Un estudio de peso en jóvenes adultos reveló que los que se acuestan más temprano y los que se quedan un poco más en cama antes de pararse les reduce en 14 % el apetito y a 62 % se les quita el deseo de comer comida chatarra y chucherías.

Los hallazgos suponen que con simples cambios en la rutina de irse a la cama y antes de levantarse de ella ayudan a combatir la obesidad, que en el reino Unido es una enfermedad epidémica.

Quedarse 90 minutos extras en la cama ayuda a reducir el hambre y los antojos por comida chatarra

Estudios previos determinaron que dormir muy poco puede desencadenar problemas de peso, particularmente porque interrumpe el balance de las hormonas que ayudan a regular el apetito.

LEER TAMBIÉN: 15 grandes creaciones de la humanidad... y cómo lucen en realidad

Pero científicos de la Universidad de Chicago querían ver si un simple cambio en los patrones del sueño puede traer rápidos cambios en los antojos y los hábitos alimenticios.

Estudiaron a 10 personas con sobrepeso u obesas, tanto hombres como mujeres, con edades comprendidas entre los 21 y 40 años que dormían seis horas o menos.

Quedarse 90 minutos extras en la cama ayuda a reducir el hambre y los antojos por comida chatarra

La primera semana se les pidió que mantuvieran sus patrones regulares de sueño, durante ese tiempo eran estudiados en cuanto a su apetito y las comidas que les provocaban ingerir.

La segunda semana, les dijeron que extendieran sus horas de sueño entre ocho a ocho horas y media. A cada uno se le dio un monitor de muñeca para grabar cuando se fueran a la cama y así llevar un diario de sus patrones de sueño.

Los resultados, publicados en el diario Appetite, mostaron que, incrementando el tiempo de permanencia en la cama de 90 minutos, los voluntarios del estudio redujeron su apetito drásticamente, en particular el deseo de comer chucherías.

El profesor Jim Horne, ex director de la Universidad de Loughborough, en Leicestershire, dijo que más tiempo en la cama aparentemente reduce el apetito, afectando directamente al cerebro. Dijo que el secreto está en la cantidad de movimientos rápidos de ojos (REM, según sus siglas en inglés), que ocurren cuando el cerebro entra en sueño profundo.

“Si duermes más más REM tendrás y esto tiene propiedades reductoras del hambre”, añadió.

Noticias relacionadas

La persona más vieja del mundo cumple 117! En su honor, 5 secretos para la longevidad

La persona más vieja del mundo cumple 117! En su honor, 5 secretos para la longevidad

La persona más vieja del mundo cumple 117! En su honor, 5 secretos para la longevidad