Entró en esta casa pensando que estaba abandonada, pero lo que descubrió es INCREÍBLE…

Entró en esta casa pensando que estaba abandonada, pero lo que descubrió es INCREÍBLE…

Hay personas que se dedican a explorar casas y edificios abandonados o escondidos del público general. Esos exploradores urbanos están fascinados por una idea particular…

¿Y si el lugar no está abandonado?

Y precisamente de eso trata esta historia. “La turista”, una exploradora urbana llamada Leslie, sube frecuentemente fotos de estructuras abandonadas a su cuenta de Instagram. Las fotos que toma son geniales, siempre llenas de un aura de misterio.

Pero el día de su cumpleaños, hizo una última parada en una casa que pensaba que estaba abandonada. No tenía idea de que esa visita iba a cambiar su vida.

Intagram
Intagram

Dentro de la casa, encontró a un anciano llamado Lawrence. Sobra decir que la casa estaba en mal estado dentro y fuera. El jardín tiene maleza hasta de sobra y el techo estaba hundido por algunas partes. Y Lawrence pasaba casi todo el tiempo en la sala, pues estaba completamente solo y tenía dificultades para moverse dentro de la casa.

A Lawrence le falta el ojo derecho y tiene cataratas en el izquierdo. Y aunque Leslie entró en su casa sin pedir permiso, nunca se lo tomó como ofensa, sino que la recibió con lo que pudo. Y desde el momento en que se dejó fotografiar, la vida de ambos cambió.

Intagram

Leslie visitó la casa en el 2015, pero Lawrence le contó que tiene problemas para moverse desde el 2000, cuando un toro le fracturó la cintura. Lawrence tiene un hermano, pero desde que enfermó perdieron el contacto.

Lawrence reconoció la “visita” de Leslie como una bendición.

Intagram

Leslie decidió compartir una cena con Lawrence, la primera de muchas. Durante 3 horas, se sentaron a comer, beber y reír. Leslie tuvo la oportunidad de escuchar las historias del anciano, sus luchas y sus triunfos.

Intagram

Después de varias visitas, Leslie movió su vieja refrigeradora, la estufa y la congeladora. Sacó la basura y botó muchas cosas inservibles. Para esto contó con la ayuda de muchos amigos que lo hicieron todo de buena gana.

Intagram

Además, Lawrence pudo visitar a un médico, aunque le dijeron que su salud estaba bastante descuidada y que decaía más con el pasar del tiempo. Como la situación se veía triste, Lawrence le pidió a Leslie que asistiera a su funeral. Ella aceptó y dijo que no podría ser de otra manera.

Nuestra exploradora urbana reconoció en su cuenta de Instagram que haberlo conocido fue la mejor experiencia de su vida. Él le dio la oportunidad de realmente hacer algo por alguien, un acto de amabilidad sin esperar recompensa.

Con el pasar del tiempo, Leslie logró sacar a Lawrence de la vieja casa y salieron a comer afuera. Los vecinos quedaron sorprendidos de verlo fuera de su casa. A pesar del tiempo, lo recordaban.

Intagram

Después de un tiempo, se supo que Lawrence había tenido un infarto, así que después de estar en dos hospitales, se fue a una casa de retiro. Ahí, Lawrence ha hecho nuevos amigos y se siente mucho mejor, aunque de vez en cuando extraña su vieja casa.

Intagram

Leslie lo visita con su perro y se ha convertido en una visitante frecuente. El cumpleaños de Lawrence es el Día de San Valentín, pero Leslie la pasó con él.

Intagram

Y aquí es donde termina el relato compartido por Leslie en su cuenta de Instagram. Hoy, Lawrence está bien y sigue en la casa de retiro, donde aún recibe visitas frecuentes de Leslie.

¿No te parece una historia hermosa?

Related news

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?

Esta mujer perdonó a su esposo. Él la engañó y contagió de sida. ¿Hizo lo correcto?
QUIVO.co